domingo, 17 de marzo de 2013

Edición No. 31. Análisis. Vivirás en nuestros corazones y en las luchas de los pueblos del mundo

Con la partida del Comandante Chávez, llega la responsabilidad de todos los luchadores revolucionarios del mundo de continuar por el camino del Socialismo edificando un mejor mundo para todos y todas. (Foto tomada de laiguana.tv).


 ¡Hasta siempre, Comandante Chávez!

El legado de Chávez está en todos aquellos que luchamos contra la desigualdad, contra la opresión, contra la injusticia. Chávez junto a Fidel, a Salvador Allende, al Che Guevara, a Bolívar y a otros guerreros latinoamericanos va a quedar inmortalizado como referentes de la lucha de los pueblos.

Por Santiago Mena Cárdenas
El martes 5 de marzo, a las 4:25 p.m. (hora de Venezuela), partió el líder de los pueblos del mundo, el Comandante Hugo Chávez Frías, el presidente que ha logrado sentar las bases de una mejor Latinoamérica, de un mejor mundo.

Partió el líder de los grandes cambios sociales y estructurales, el que con sus políticas de ayuda al pueblo ha empezado a garantizar un mejor vivir para los menos favorecidos que durante años han soportado el embate atroz del imperialismo, el capitalismo y el neoliberalismo.

Un personaje mundial que ha enfrentado sin temor al imperialismo norteamericano y a sus aliados en el mundo, denunciando el accionar violento y colonialista que durante años se ha encargado de invadir países del todo el hemisferio en nombre de la “libertad”.

Análisis. El gran homenaje a la memoria del comandante Hugo Chávez:



Su pueblo siempre acompañandolo, la foto corresponde a una de las concentraciones previas a la elección presidencial del 7 de octubre, en la que Chávez triunfó con 8.191.132 votos. (Foto: Luis Alfonso Mena S.).

 Continuar la construcción del 
socialismo bolivariano del Siglo XXI

El jueves 14 de junio de 2012 publicamos en PARÉNTESIS un texto que titulamos Revolución en Octubre, en el que analizábamos las cinco líneas estratégicas fundamentales del Programa para las elecciones presidenciales del 7 de octubre de ese año, escrito de puño y letra por el comandante Hugo Chávez. Son esos cinco grandes objetivos de la Revolución en Venezuela para el período 2013-2019 los que recibe como legado Nicolás Maduro, el encargado de liderar las huestes bolivarianas ante la partida temprana, el 5 de marzo de 2013, del querido Presidente. El 7 de octubre de 2012  e1 proceso venezolano se fortaleció con un nuevo y contundente triunfo. Los dos grandes ejes de ese Programa son la defensa de la independencia antiimperialista lograda en 14 años de gestión y seguir en la construcción del socialismo bolivariano del Siglo XXI. El mismo programa fue radicado por Maduro al inscribir su candidatura para las elecciones del 14 de abril de 2013. Como un homenaje a la memoria del comandante Chávez --cuyo extraordinario aporte a la búsqueda de un mundo mejor será nutriente cotidiano de las luchas de los pueblos del mundo--, y por su actualidad a raíz de las elecciones próximas a cumplirse en Venezuela, reproducimos a continuación el análisis mencionado.

---
El lunes 11 de junio las páginas virtuales de la Red de Medios Públicos de Venezuela amanecieron congestionadas, no se podían captar señales de las mismas por Internet para conocer los prolegómenos del acto, que se preveía sería multitudinario, con el cual inscribía su candidatura a la reelección el presidente Hugo Chávez.

La explicación parecía sencilla: centenares de miles de personas, no sólo en América Latina sino en el mundo, buscaron desde cinco o seis horas antes de la ceremonia de inscripción conocer a través de la Internet pormenores del acontecimiento.

Comunicado. Chávez: una huella indeleble para Latinoamérica

Múltiples fueron las expresiones que marcaron la personalidad y el genio del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, quien en vida brilló con su verbo enérgico, inteligente, crítico y autocrítico.


Declaración del Partido Comunista Colombiano ante la partida del comandante Hugo Chávez Frías

Miércoles, 06 Marzo 2013 14:47

Esta es una de las ocasiones en que pronunciar la palabra camarada, compañero, hermano, alcanza una significación potente, planetaria, universal, verdaderamente revolucionaria. El comandante Hugo Rafael Chávez Frías ha partido dejando no sólo una huella indeleble en la historia de América Latina y del mundo. Nos deja una patria grande y vibrante en la democracia más pura, aquella donde el poder constituyente del pueblo deviene fuerza, creación, multiplicación, justicia. Es prueba irrefutable de que es posible no únicamente soñar un mundo mejor, si no construirlo con las manos solidarias, los hombros unificados y las voluntades férreas de los revolucionarios de Venezuela y ahora, con las de los demás pueblos latinoamericanos y del Caribe que gracias a la monumental batalla política, jurídica y moral que ofreció el comandante Chávez, se yerguen dignos y altivos frente a la opresión y la injusticia.

Opinión. Atilio Boron en homenaje al líder de la Revolución Bolivariana



¡Gloria al bravo Chávez!

Por Atilio Boron
Cuesta muchísimo asimilar la dolorosa noticia del fallecimiento de Hugo Chávez Frías. No puede uno dejar de maldecir el infortunio que priva a Nuestra América de uno de los pocos “imprescindibles”, al decir de Bertolt Brecht, en la inconclusa lucha por nuestra segunda y definitiva independencia. La historia dará su veredicto sobre la tarea cumplida por Chávez, aunque no dudamos que será muy positivo. Más allá de cualquier discusión que legítimamente puede darse al interior del campo antiimperialista –no siempre lo suficientemente sabio como para distinguir con claridad amigos y enemigos- hay que partir reconociendo que el líder bolivariano dio vuelta una página en la historia venezolana y, ¿por qué no?, latinoamericana. Desde hoy se hablará de una Venezuela y Latinoamérica anterior y de otra posterior a Chávez, y no sería temerario conjeturar que los cambios que impulsó y protagonizó como muy pocos en nuestra historia llevan el sello de la irreversibilidad. Los resultados de las recientes elecciones venezolanas –reflejos de la maduración de la conciencia política de un pueblo- otorgan sustento a este pronóstico. Se puede desandar el camino de las nacionalizaciones y privatizar a las empresas públicas, pero es infinitamente más difícil lograr que un pueblo que adquirió conciencia de su libertad retroceda hasta instalarse nuevamente en la sumisión. En su dimensión continental, Chávez fue el protagonista principal de la derrota del más ambicioso proyecto del imperio para América Latina: el Alca. Esto bastaría para instalarlo en la galería de los grandes patriotas de Nuestra América. Pero hizo mucho más.

Intelectuales y Artistas por la Paz respaldan los diálogos de Paz

Mesa de los diálogos de paz de La Habana con los voceros de las Farc y del Gobierno Nacional. (Foto tomada de aporrea.org).

Intelectuales y Artistas en defensa de la Paz se pronuncian a favor del proceso de conversaciones de La Habana

“Con las Farc hemos pasado de las aproximaciones a los acuerdos…”, es la afirmación más novedosa e importante de la Declaración del viernes 1 de marzo de 2013 difundida y suscrita por Humberto de La Calle Lombana, jefe del equipo gubernamental en los diálogos de Paz de La Habana. La declaración pareciera cerrar no una ronda sino toda una etapa de las conversaciones que se abrieron en Oslo el 19 de noviembre de 2012.

Se trata de un documento oportuno y necesario que surge en un momento en el cual se multiplican señales de escepticismo o pesimismo en determinados sectores de la opinión pública sobre los posibles resultados de las conversaciones. Es igualmente una comunicación alentadora, en una etapa decisiva en la cual la iniciativa parece haber sido tomada por abiertos adversarios del proceso de paz. En el espíritu de esta declaración pareciera perfilarse la renuncia del gobierno colombiano a la estrategia desconcertante de buscar la paz mediante la escalada propagandística de la guerra. Sin duda, nos encontramos frente a un importante punto de quiebre y hay signos que apuntan de manera inequívoca hacia la emergencia de nuevas y sensatas interpretaciones de las causas y dinámicas del conflicto que ameritan un decidido respaldo por parte de la población colombiana.

Informe de Luis Alfonso Mena en Telesur el martes 12 de marzo de 2013


 
Múltiples jornadas de protesta 
se avecinan en Colombia

Análisis. Luego de los combativos paros cafetero y cacaotero, siguen las protestas

A pesar de la represión por parte del Gobierno de Juan Manuel Santos, el Paro Cafetero logro conseguir en parte los objetivos planteados durante los 13 días de paro. (Foto: Vladimir Velásquez Gutierres).



El despertar de la lucha social en 2013

Nueva jornada se avecina. El martes 19 de marzo, paro de los arroceros. El miércoles 20, los trabajadores estatales y los educadores de los colegios públicos marcharán por todo el país con sus pliegos unificados. El jueves 21, los universitarios organizados en la Mane se movilizarán al presentar su proyecto alternativo de reforma educativa.

Por Santiago Mena Cárdenas
Los primeros meses de 2013 en Colombia han significado el despertar de las luchas sociales.

El 25 de febrero de 2013 se inició el Paro Cafetero en todo el país, que buscaba la reivindicación de la labor de los cafeteros colombianos, trabajadores que han sido olvidados por el Gobierno Nacional a pesar de su ardua labor.

Reclamando precios justos para su producción cafetera, durante 13 días el paro tuvo en jaque al Gobierno de Juan Manuel Santos. La lucha intensa y masiva fue reprimida de manera feroz por las Fuerzas Armadas, pero finalmente, a pesar de las maniobras dilatorias de la Presidencia, logró sus objetivos, mediante un acuerdo alcanzado el 8 de marzo.