lunes, 26 de marzo de 2012

Entrevista con Daniel Santoro, periodista argentino

Estudiantes de periodismo entrevistan a Daniel Santoro en Bogotá. (Foto: Andrés Carmona).

“Todo el periodismo debe ser de investigación”

Las mejores historias no las vas a conseguir por teléfono sino que debés acudir al lugar de los hechos, entrevistar a los vecinos. A eso hago referencia cuando digo ‘patear la calle’. Desgraciadamente la tecnología está llevando a los periodistas a que estén más tiempo en la redacción y no en la calle. La investigación periodística se debe pensar a mediano y largo plazo, no sólo en el trabajo del día a día.

Por Andrés Felipe Carmona Barrero 
Durante el V Encuentro de Periodismo de Investigación realizado los días 16 y 17 de marzo en Bogotá, el periodista argentino Daniel Santoro concedió a PARÉNTESIS una entrevista sobre su libro Técnicas de investigación. Métodos desarrollados en diarios y revistas de América Latina.

Técnicas de Investigación es un manual útil para estudiantes y periodistas interesados en escudriñar la realidad. Con un lenguaje simple, el autor facilita las herramientas para llevar a cabo cualquier investigación periodística. Algunas de estas son: el cruce de datos, la búsqueda de fuentes, la estructuración de la investigación, el uso de cámaras y micrófonos ocultos.

El texto incluye, además, investigaciones periodísticas propias que han arrojado resultados positivos.


--Para empezar, ¿se debe o no romper el acuerdo off the record con la fuente?
--Los manuales de periodismo dicen que hay situaciones extremas donde se puede romper el off the record: una, cuando la fuente deliberadamente te usa para mentir; otra es cuando está en riesgo la vida de una persona, y la otra, cuando está en riesgo la democracia.

En sociedades cerradas como las latinoamericanas es muy importante que el periodista mantenga este acuerdo con su fuente, siempre que sean temas calientes. A veces se abusa del off the record en informaciones que no tienen relevancia.

--¿Ha roto usted un acuerdo off the record?
--Yo nunca rompí un acuerdo off record con una fuente, porque eso me ha dado credibilidad ante todas las fuentes, porque saben que si me cuentan algo no lo voy a revelar. Eso en países como Argentina, donde a diario el gobierno tiene la información muy manejada y centralizada, es una ventaja para el periodista. En conclusión, sólo se debe romper el off the record cuando está en riesgo tu vida o la de tu familia.

--¿Es el de investigación una especialización del periodismo?
--El deseo es que todo el periodismo sea de investigación, pero a veces el periodismo no es así, porque se reproduce el discurso del poder y eso no es así. Hay periodistas que son corruptos, que escriben para el mejor postor.

Para mi es una especialidad que necesita que el reportero conozca las técnicas de trabajo, dónde está la documentación, que la empresa le dé tiempo y que tenga un buen editor. La investigación se debe pensar a mediano y largo plazo, no sólo en el trabajo del día a día.

--¿Cómo organizar la investigación para no morir en el intento?
--Esto tiene que ver con los métodos rápidos de captación de la información, debés tener un índice de la información de tu investigación, donde podás buscar información rápidamente, una especie de matriz investigativa.

Cuando vos podes visualizar para buscar rápido la información se te facilita la investigación. Cuando tenés 20 o 30 datos debes de acomodarlos para la redacción de tu nota. Todo esto te garantiza no morir en el intento.

--Llaman la atención dos términos que usted menciona en el libro: capacidad ‘gluteocerebral’ y ‘patear la calle’. Me gustaría que usted ampliara el significado de estos dos términos.
--El término ‘gluteocerebral’ significa apoyar el culo y leer un expediente de cien páginas para sacar un dato, que eso no lo hace nadie. La rutina de trabajo en la redacción es utilizar Google o llamar por teléfono al vocero. Existen pocos periodistas que todavía leen expedientes.

Las mejores historias no las vas a conseguir por teléfono sino que debés acudir al lugar de los hechos, entrevistar a los vecinos, a eso hago referencia cuando digo ‘patear la calle’. Desgraciadamente la tecnología está llevando a los periodistas a que estén más tiempo en la redacción y no en la calle.

--Finalmente ¿Qué percepción tiene usted de la investigación en Colombia?
Yo pienso que hay buenos periodistas investigadores en Colombia. Este es el caso de Ignacio Gómez, Daniel Samper, quien fue el que empezó con todo esto. Otras personas son María Teresa Ronderos, Carlos Eduardo Huertas, pero todavía son una minoría los interesados por la investigación periodística.

Falta que estos buenos periodistas que ustedes tienen no sólo produzcan trabajos en El Tiempo, El Espectador o El Colombiano, de Medellín, sino que otros medios se interesen por sus trabajos.

Bogotá, sábado 17 de marzo de 2012.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario